“Medios de comunicación social: su historia y evolución”; “Medios audiovisuales: caracterización”.

Hace millones de años las complejas actividades de la humanidad exigían un lenguaje, un sistema que preservara la memoria y transmitiera instrucciones para coordinar un trabajo grupal.

Con gritos y aullidos nació el lenguaje, mientras el hombre avanzaba en su evolución.

Hasta llegar a la era digital, lo que antes era extraño hoy es habitual y lo que hoy es extraño  probablemente mañana se de por sentado.

La necesidad de comunicarse nace junto con los primeros seres vivos del universo debido a esto nuestros ancestros comenzaron a utilizar gestos, sonidos, luego piedras, arcilla, metal, madera, señales de fuego, humo, tambores, papel, palomas mensajeras, caballos.

La comunicación actual entre dos personas es el resultado de múltiples métodos de expresión desarrollados durante siglos.

En el mundo animal, la comunicación no verbal alcanza grados de complejidad que brindan verdaderas ventajas a la especie que las desarrollan. Permiten a los animales interactuar con su especie o con miembros de otras especies.

Estos medios de comunicación pueden ser: danzas (comunes en especies de aves que sirven como cortejo previo al apareo), señales químicas (que indican por ejemplo si una hembra esta en celo), sonidos (que permiten advertir sobre el peligro), señales visuales (que permiten advertir la presencia de otro y que actitud tienen), contacto físico (que permite un tipo de comunicación generalmente más emocional).

Los mecanismos de comunicación animal son el antecedente evolutivo o una ramificación previa de la comunicación no verbal humana, (las caricias, los primitivos cuidados para despiojar a un hijo, los bailes sensuales con los que se intenta cortejar a una pareja).

En los mitos se menciona el origen del lenguaje atribuido a los dioses que lo entregan a los hombres como un don.

Teorías de investigadores sostienen que el lenguaje se ha desarrollado a partir de sonidos básicos que acompañaban a los gestos.

El origen del lenguaje es un gran tema de controversia. Algunas palabras parecen imitar sonidos naturales, mientras que otras pueden proceder de expresiones de emoción, como la risa o el llanto.

En la actualidad en el mundo se hablan unas tres mil lenguas y dialectos, pero a medida que unas lenguas se desarrollan otras van desapareciendo.

Los pueblos antiguos buscaban un medio de registrar el lenguaje. Pintaban las paredes de las cuevas para enviar mensajes y utilizaban signos y símbolos para designar una tribu a la que pertenecían.

Luego a medida que fue desarrollándose el conocimiento humano, se hizo necesaria la escritura, para transmitir información.

La primera escritura fue pictográfica, con símbolos que representaban objetos.

Posteriormente la escritura cuneiforme, con rasgos en forma de cuña sobre una tabla de arcilla.

Luego elementos ideográficos que no solo representaba el objeto sino también ideas y cualidades.

Más tarde la escritura cuneiforme incorporó elementos fonéticos es decir, signos que representaban determinados sonidos.

Los jeroglíficos egipcios pasaron de los pictogramas a los ideogramas e incorporaron signos para las consonantes, pero no llegaron a construir un alfabeto.

El alfabeto se originó en oriente y lo introdujeron los fenicios  en Grecia, donde le añadieron los sonidos de las vocales.

El alfabeto cirílico es una adaptación del griego.

El alfabeto latino se desarrolló en los países más occidentales, donde dominaba la cultura romana.

Los egipcios descubrieron un tipo de material para escribir que se extraía de la médula de los tallos de una planta acuática llamada papiro, que crece en climas tropicales y subtropicales.  Posteriormente se inventó el pergamino, que se obtenía preparando las dos caras de una tira de piel animal. En China, hacia el año 105 d.C. se descubrió el papel. Mil años después, al llegar esta técnica a Europa, provocó una gran demanda de libros. A mediados del siglo XV, el inventor alemán Johann Gutenberg utilizó tipos móviles por primera vez en Europa para imprimir la Biblia. Esta técnica amplió las posibilidades de estudio y condujo a cambios radicales en la forma de vivir de los pueblos. Contribuyó a la aparición de un mayor individualismo, del racionalismo, de la investigación científica y de las literaturas nacionales. En el siglo XVII surgieron en Europa unas hojas informativas denominadas corantos, que en un principio contenían noticias comerciales y que fueron evolucionando hasta convertirse en los primeros periódicos y revistas que ponían la actualidad al alcance del gran público.
Las técnicas y aplicaciones de impresión se desarrollaron, por lo general, con gran rapidez en los siglos siguientes. Esto se debió sobre todo a la introducción de las máquinas de vapor en las imprentas a principios del siglo XIX y, posteriormente, a la invención de las máquinas tipográficas. La primera de estas máquinas, denominada linotipia, fue patentada en 1884 por el inventor germano-estadounidense Ottmar Mergenthaler. En las décadas siguientes fueron apareciendo una serie de técnicas de impresión a gran escala, cada vez más rápidas.

El primer sistema postal bien documentado es el romano. Fue organizado en su tiempo por César Augusto (62 a. C.-14) y puede haber sido también el primer servicio postal verdadero. El servicio era llamado cursus publicus y estaba provisto de carruajes ligeros llamados redae, tirados por veloces caballos; además existía otro servicio más lento, equipado con carretas de dos ruedas (birolæ) tiradas por bueyes. Este servicio estaba reservado a la correspondencia del gobierno y, posteriormente, se añadió otro servicio más para los ciudadanos.

De las estaciones en las cuales el correo era distribuido y por los cuales los mensajeros cruzaban sus rutas deriva el nombre en latín del correo, posta (originalmente posata o pausata, que significa lugar de descanso), ya que sobre estas estaciones los mensajeros solían descansar durante sus viajes.

En la mayoría de los países hubo una etapa de la evolución del correo en la que el objetivo de las administraciones de correos era el de entregar las cartas lo más rápidamente posible. Para ello unas veces se hacían más cortas las etapas, renovándose con más frecuencia los relevos de caballos, e incluso, en ocasiones, mejorando los caminos. Sin embargo, como al mismo tiempo aumentó el número de trayectos entre localidades que eran servidas por diligencias, se establecieron dos tipos de servicio de correo: el servicio de diligencia y el de postas a caballo, siendo este último más rápido que el primero y, por lo tanto, era más caro. Es evidente que en aquel entonces el servicio postal era bastante costoso y no estaba al alcance de todos.

Los sistemas postales modernos siguieron creciendo con la aparición del ferrocarril, los vehículos de motor, los aviones y otros medios de transporte.

El correo electrónico, es un servicio de red que permite a los usuarios enviar y recibir mensajes rápidamente.

El correo moderno suele organizarse a través de servicios nacionales recíprocamente interconectados a través de reglamentos internacionales, organizaciones y acuerdos.

En 1837 la telegrafía mostró el poder que pueden tener las comunicaciones a distancia y sobre todo la importancia de contar con la información al instante.

El telégrafo electromagnético de Morse permitió que un texto viaje rápidamente a través de cables, también desarrolló un código de rallas y puntos que se extendió a todo el mundo.  Estos inventos fueron mejorados a lo largo de los años. Así, por ejemplo, en 1874, Thomas Edison desarrolló la telegrafía cuádruple, que permitía transmitir dos mensajes simultáneamente en ambos sentidos.

La primera persona que patentó un teléfono eléctrico fue el inventor de origen inglés Alexander Graham Bell, en 1876. En aquellos años, Edison investigaba la forma de poder registrar y reproducir ondas sonoras, abriendo así el camino a la aparición del gramófono.

Básicamente el primer teléfono de Bell estaba constituido por un emisor, un receptor y un único cable de conexión. Tanto el emisor como el receptor estaban formados por un diafragma metálico flexible y un imán con forma de herradura en el interior de la bobina. Las ondas del sonido que chocaban sobre el diafragma lo hacían vibrar en el campo magnético del imán. Dicha vibración inducía una corriente en la bobina, que variaba según las vibraciones del diafragma. Dicha corriente se transmitía por el cable hacia el receptor del otro teléfono, en el cual la variación del campo magnético hacia que el diafragma varié reproduciendo el sonido original.
Si bien estos equipos podían transmitir la voz, lo hacían muy débilmente.
Más tarde Emile Berliner inventó el transmisor telefónico de carbono, que constituye la clave para la aparición del teléfono útil.

En 1887, Hertz descubrió las ondas electromagnéticas, estableciendo la base técnica para la telegrafía sin hilos. El electromagnetismo se había mostrado el mejor candidato, para lograr que las señales pudieran circular libremente a través del espacio.

En la segunda mitad del siglo XIX ya se sabía que las señales electromagnéticas se comportaban como ondas capaces de viajar a la velocidad de la luz, y se podían modular para codificar algún mensaje y decodificarlo en el destino.

Marconi con la radio logró enviar el primer mensaje eléctrico sin un soporte físico al contrario que el teléfono o el gramófono, así patentó la radio y la primera emisora se creó en 1906.

En 1925 ya funcionaban seiscientas emisoras de radio.

En 1826, físico francés Nicéphore Niepce utilizando una plancha metálica recubierta de betún, expuesta durante ocho horas, consiguió la primera fotografía. Perfeccionando este procedimiento, el pintor e inventor francés Louis Jacques Mandé Daguerre descubrió un proceso químico de revelado que permitía tiempos de exposición mucho menores, consiguiendo el tipo de fotografía conocido como daguerrotipo.

En el siglo XIX, se desarrolla este invento hasta llegar al cinetoscopio, presentado por Tomas Edison en 1889 y lo patento en 1891. Los hermanos Lumière, presentan y patentan el cinematógrafo en el año de 1895. Hasta el año de 1920 se le añade el sonido. Creando así, el cine, muy disfrutado en nuestros días.

La historia del desarrollo de la televisión ha sido en esencia la historia de la búsqueda de un dispositivo adecuado para explorar imágenes. El primero fue el llamado disco Nipkow, patentado por el inventor alemán Paul Gottlieb Nipkow en 1884. Era un disco plano y circular que estaba perforado por una serie de pequeños agujeros dispuestos en forma de espiral partiendo desde el centro. Al hacer girar el disco delante del ojo, el agujero más alejado del centro exploraba una franja en la parte más alta de la imagen y así sucesivamente hasta explorar toda la imagen. Sin embargo, debido a su naturaleza mecánica el disco Nipkow no funcionaba eficazmente con tamaños grandes y altas velocidades de giro para conseguir una mejor definición.

Los primeros dispositivos realmente satisfactorios para captar imágenes fueron el iconoscopio, descrito anteriormente, que fue inventado por el físico estadounidense de origen ruso Vladimir Kosma Zworykin en 1923, y el tubo disector de imágenes, inventado por el ingeniero de radio estadounidense Philo Taylor Farnsworth poco tiempo después. En 1926 el ingeniero escocés John Logie Baird inventó un sistema de televisión que incorporaba los rayos infrarrojos para captar imágenes en la oscuridad. Con la llegada de los tubos, los avances en la transmisión radiofónica y los circuitos electrónicos que se produjeron en los años posteriores a la I Guerra Mundial, los sistemas de televisión se convirtieron en una realidad.

Los orígenes de Internet hay que buscarlos en un proyecto del Departamento de Defensa estadounidense que pretendía obtener una red de comunicaciones segura que se pudiese mantener aunque fallase alguno de sus nodos. Así nació ARPA, una red informática que conectaba ordenadores localizados en sitios dispersos y que operaban sobre distintos sistemas operativos, de tal manera que cada ordenador se podía conectar a todos los demás. Los protocolos que permitían tal interconexión fueron desarrollados en 1973 por el informático estadounidense Vinton Cerf y el ingeniero estadounidense Robert Kahn, y son los conocidos Protocolo de Internet (IP) y Protocolo de Control de Transmisión (TCP). Fuera ya del ámbito estrictamente militar, esta Internet incipiente (llamada Arpanet) tuvo un gran desarrollo en Estados Unidos, conectando gran cantidad de universidades y centros de investigación. A la red se unieron nodos de Europa y del resto del mundo, formando lo que se conoce como la gran telaraña mundial (World Wide Web). En 1990 Arpanet dejó de existir.

A finales de 1989, el informático británico Timothy Berners-Lee desarrolla la World Wide Web para la Organización Europea para la Investigación Nuclear, más conocida como CERN. Su objetivo era crear una red que permitiese el intercambio de información entre los investigadores que participaban en proyectos vinculados a esta organización. El objetivo se logró utilizando archivos que contenían la información en forma de textos, gráficos, sonido y vídeos, además de vínculos con otros archivos. Este sistema de hipertexto fue el que propició el extraordinario desarrollo de Internet como medio a través del cual circula gran cantidad de información por la que se puede navegar utilizando los hipervínculos.

Los sistemas de redes como Internet permiten intercambiar información entre computadoras, y ya se han creado numerosos servicios que aprovechan esta función. Entre ellos figuran los siguientes: conectarse a un ordenador desde otro lugar (telnet); transferir ficheros entre una computadora local y una computadora remota (protocolo de transferencia de ficheros, o FTP) y leer e interpretar ficheros de ordenadores remotos (gopher). El servicio de Internet más reciente e importante es el protocolo de transferencia de hipertexto (http), un descendiente del servicio de gopher. El http puede leer e interpretar ficheros de una máquina remota: no sólo texto sino imágenes, sonidos o secuencias de vídeo. El http es el protocolo de transferencia de información que forma la base de la colección de información distribuida denominada World Wide Web. Internet permite también intercambiar mensajes de correo electrónico (e-mail); acceso a grupos de noticias y foros de debate (news), y conversaciones en tiempo real (chat, IRC), entre otros servicios.

El fenómeno Internet también ha llegado a la televisión; se pueden utilizar los receptores para acceder a la red. Las posibilidades van desde la comercialización de máquinas específicamente dedicadas a esta función, tecnología WebTV que permite el acceso a Internet a través del televisor utilizando un módem analógico sobre una línea telefónica, hasta dispositivos de televisión por cable con una conexión específica para dar acceso a Internet. La interactividad será el principal aporte de estas instalaciones al uso tradicional de la televisión.

La radio tiene un hueco especial en Internet. En la actualidad, hay más de 4.000 emisoras que transmiten a través de ese medio, en su mayor parte ligadas a emisoras de radio convencionales, aunque hay empresas que han creado emisoras específicas.

El lenguaje es el resultado de actividades que se realizaron en grupos; el mismo se ha desarrollado a partir de sonidos básicos que acompañan a los gestos.

El mundo entero alberga 3.000 lenguas y dialectos y aunque parezca mentira, mientras algunas de estas se desarrollan muchas otras desaparecen; las modificaciones que se producen en el habla reflejan las diferentes clases sociales, los géneros, las profesiones, la edad y otras características sociales.

Se ha percibido una revolución de las telecomunicaciones y de la transmisión de datos en conjunto lo que ha dado como consecuencia una “aldea global”.

Lo que debemos valorar aquí es la cercanía de las relaciones entre naciones y personas de diferentes razas y credos; la comunicación es vital para derribar barreras como el racismo, la xenofobia y cualquier tipo de discriminación.

Ramírez, Juan Antonio, Medios de masas e historia del arte, 5ª ed., Madrid, Cátedra, 1997.

 

About these ads

Acerca de vivian742

bibliotecaria
Esta entrada fue publicada en Ciencias de la Información y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s